Acto en Ushuaia en recuerdo al hundimiento del remolcador ARA “Guaraní”

PROVINCIALES 19 de octubre de 2022 Por Espectáculo Noticias
Personal de la Armada Argentina conmemoró el 64° aniversario del hundimiento del remolcador donde sus tripulantes perdieron la vida cuando se dirigían a una emergencia por el Pasaje Drake.
ara-guarani

Personal de la Armada Argentina conmemoró ayer el 64° aniversario del hundimiento del remolcador ARA “Guaraní” en el monumento que recuerda a los marinos que perdieron la vida cuando se dirigían a una emergencia  por el Pasaje Drake.

El acto fue presidido por  el Comandante del Área Naval Austral (ANAU) y Jefe de la Base Naval Ushuaia, Contraalmirante Walter Ernesto Doná, acompañado por los titulares de destino y suboficiales de destino de la Zona Naval 98, representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, y representantes de las autoridades provinciales, municipales y legislativas.

Dura el acto, el Teniente de Fragata Leandro Norbis pronunció palabras alusivas recordando la historia del buque en la Armada Argentina: “El remolcador ARA ‘Guaraní’ se construyó en Estados Unidos y la afirmación del pabellón nacional tuvo lugar en Norfolk el 2 de febrero de 1947. Su arribo al país fue en julio del mismo año, incorporándose así a la Armada Argentina, con asiento natural en la Base Naval Puerto Belgrano. Se desempeñó como buque auxiliar y en ese rol remolcó y reflotó varias unidades al garete entre 1948 y 1952. En 1954 lo reclasificaron como buque de salvamento y fue asignado a la Estación de Salvamento de Ushuaia. Así desarrolló la tarea asignada recorriendo los canales fueguinos y la Isla de los Estados”.

Seguidamente, agregó: “En octubre de 1958 una emergencia sanitaria en la Antártida fue su última misión… Rápidamente, el remolcador al mando del Capitán de Corbeta Gerardo Zaratiegui completó su tripulación con personal de la Base Naval Ushuaia y zarpó hacia el Pasaje de Drake, el 14 de octubre a las 6 de la mañana. Poco a poco la intensidad del viento fue aumentando desde el oeste, provocando la aparición de grandes olas, típicas de un ambiente polar tormentoso. Sin embargo, el pequeño gigante capeó el temporal en pos de cumplir la misión que se le había asignado: prestar apoyo logístico y meteorológico desde el Pasaje de Drake”.

Te puede interesar