Alarma por persecuciones e intentos de rapto a alumnas

Dos menores de un colegio denunciaron que fueron víctimas de persecuciones. Si bien ambos episodios terminaron sin que los estudiantes sufrieron mayores consecuencias, la zona se encuentra en "estado de alerta".

multimedia.normal.8cb9dd379b00eca3.696e646563315f305f6e6f726d616c2e6a7067

Dos alumnas de un colegio parroquial del barrio porteño de Villa Urquiza denunciaron que fueron víctimas de persecuciones, que vincularon a un intento de secuestro.

 Si bien ambos episodios terminaron sin que los estudiantes sufrieron mayores consecuencias, la comunidad educativa de ese establecimiento y otros de la zona se encuentran en "estado de alerta".

 Los investigadores reconocieron que uno solo de los hechos derivó en una presentación en la comisaría 39ª de la Policía de la Ciudad, pero descartaron que se haya tratado de maniobras para raptar a las adolescentes.

 De acuerdo a lo indicado, uno de los hechos se registró en horas de la tarde del pasado miércoles y el segundo ocurrió el último jueves en inmediaciones del colegio "Beata Imelda", ubicado en Andonaegui al 2200 de Villa Urquiza.

 En el primer caso, la alumna observó que era seguida de cerca por una camioneta, con dos o tres ocupantes, quienes efectuaban movimientos extraños y es por ello que salió corriendo, para ingresar a un comercio de la calle Bauness y llamar por teléfono a su madre.

 Cuando la mujer llegó para buscar a su hija, algunas personas le confirmaron que habían visto merodear a ese vehículo, aunque otras le refirieron que se había tratado de "un susto".

 Luego se conoció que hubo un segundo hecho, también con aspectos confusos, cuando otra adolescente (que concurre al mismo colegio religioso que la anterior) manifestó que había sido perseguida por sujetos que se desplazaban en una camioneta, en momentos en que caminaba frente a la plaza Esteban Echeverría, sita en la avenida Triunvirato y Pedro Ignacio Rivera.

 En esta ocasión, la chica escapó de manera apresurada, sin sufrir consecuencias físicas.

 Voceros policiales reconocieron la existencia de estos dos casos, que se dieron en días sucesivos, pero aclararon que "solo uno de ellos fue denunciado" y en tal sentido, se instruyó un sumario por "averiguación de ilícito".

 No obstante, se descartó que fuera un intento de secuestro o alguna situación relacionada con un delito, sino que se lo vinculó a una situación personal, en el que la chica habría pedido ayuda en un comercio y que desde allí se comunicó con su mamá para contarle que, supuestamente, la estuvieron siguiendo.

 Mientras que sobre el segundo episodio, desmintieron la existencia de una camioneta o vehículo similar, pero sí reconocieron que hubo un incidente, presuntamente de "acoso callejero" de un grupo de jóvenes, que estaban en la plaza, cuando la adolescente pasó frente al espacio verde.

FUENTE: Diario26

Te puede interesar

Boletín de noticias